Lo primero que debemos destacar es que el apalancamiento financiero está relacionado con el método de financiación de las actividades de la empresa de inversión. Es decir, la estructura del capital o la relación entre la financiación de la deuda empresarial y la financiación del capital propio. El apalancamiento es una forma de financiación que puede ser utilizada por las empresas, grupos de inversores, familias o inversores independientes con el fin de incrementar su capital de inversión para obtener mayor rentabilidad.

El apalancamiento nos permite acceder a inversiones que nos pueden reportar mayor rentabilidad en función de la cantidad de la inversión, aún sin contar con un capital social propio suficiente para invertir. En otras palabras, gracias al apalancamiento podemos invertir con dinero prestado y alcanzar mayor rentabilidad. Pero, hay que tener siempre en cuenta que toda inversión conlleva su propio riesgo. Y si los resultados obtenidos no son los esperados, la pérdida también puede ser mayor debido al endeudamiento del apalancamiento financiero.

¿Qué es el apalancamiento financiero?

Podemos definir el apalancamiento financiero como la herramienta financiera que nos posibilita aumentar nuestro capital de inversión a través de figuras de endeudamiento. Entre estas figuras, el préstamo de dinero es la más común. Sin embargo, aunque la deuda es el principal método de apalancamiento no es el único método disponible para conseguirlo. El préstamo de dinero permite de forma rápida aumentar nuestro capital de inversión a cambio del pago de los intereses correspondientes.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter

Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.


En otras palabras, el término apalancamiento financiero describe el proceso de endeudamiento con el fin de obtener un mayor capital de inversión y mayor rentabilidad. También, se puede entender como la diferencia entre el capital propio y el capital realmente utilizado en una operación financiera. En términos técnicos, el apalancamiento financiero potencia el aumento de la rentabilidad del capital social sobre la rentabilidad del capital total gracias a la participación de capital foráneo. A mayor endeudamiento, mayor posibilidad de rentabilidad.

¿Para qué sirve el apalancamiento financiero?

El uso del apalancamiento financiero busca incrementar la participación de la deuda en el capital total de la empresa con el fin de aumentar el nivel de rentabilidad o tasa de retorno del patrimonio (ROE). El uso de capital externo permite incrementar los ingresos por ventas con relación a los que se pueden lograr financiando la actividad solo con fondos propios. El apalancamiento financiero permite una mayor exposición de la empresa al mercado con el uso de un depósito relativamente pequeño.

Siempre y cuando el coste del capital prestado sea menor que la rentabilidad de la propiedad, la empresa logrará beneficios adicionales en forma de un aumento en la rentabilidad del capital. Esto significa que cada movimiento en el mercado puede significar un retorno de la inversión mucho mayor que con las formas tradicionales de inversión sin el uso de apalancamiento. Sin embargo, si el mercado se mueve en la dirección opuesta a la esperada puede representar una pérdida mayor.

Diferencia entre apalancamiento financiero y un crédito normal

Podríamos pensar que en realidad no existe ninguna diferencia entre el denominado apalancamiento financiero y un crédito ordinario. A fin de cuentas, el principio básico operativo es el mismo. Obtener un dinero prestado con el que poder participar en bolsas de inversión. Entonces, cualquier entidad financiera, bancos, particulares, etc. puede facilitar el dinero a través de un crédito normal y una vez obtenido es nuestro problema el destino que se le dé. Sin embargo, sí hay una diferencia entre uno y otro.

Esta diferencia se da en el fin que se persigue con la obtención del financiamiento. Es decir, en el apalancamiento financiero el endeudamiento se produce con el único fin de obtener una rentabilidad mayor a través de los fondos prestados. Dicho de otra manera, se busca conseguir el dinero única y exclusivamente para poder invertir y obtener una rentabilidad mayor a partir de este capital. Mientras que en el caso del crédito ordinario, el capital conseguido puede ser destinado a cubrir otras necesidades.

¿Cómo se calcula el apalancamiento financiero?

Para determinar el valor del apalancamiento financiero basta con aplicar una sencilla fórmula. El apalancamiento financiero es igual a dividir 1 entre el valor de la inversión total, sobre la cantidad de recursos propios invertidos. Representado en forma de fórmula matemática sería:

Apalancamiento financiero = 1: (Valor de la inversión/Recursos propios invertidos).

También podemos realizar su cálculo en los casos en que haya deuda, aplicando la siguiente fórmula:

Apalancamiento financiero= Deuda/Total de los activos invertidos.

Y si lo que se busca es saber la conveniencia de apalancarse en un momento dado, aplicaríamos la fórmula de ratio de apalancamiento:

Ratio de apalancamiento = (Activos o importe total de la inversión/fondos propios o capital propio invertido) x (Beneficio antes de impuestos/Beneficios antes de intereses e impuestos).

En donde si el resultado de la operación es mayor a 1 es conveniente apalancarse a través del endeudamiento. En caso contrario, si es menor a 1 no es conveniente, ya que el endeudamiento no incrementa la rentabilidad.

Ventajas del apalancamiento financiero

Con el apalancamiento financiero el inversor puede acceder a ciertas ventajas que le ayudarán a incrementar la rentabilidad de su inversión. Y que, de otra forma, estarían fuera de su alcance. Por ejemplo:

  • En primer lugar, y tal vez la ventaja más importante de todas, es que posibilita incrementar la rentabilidad de la inversión al aumentar el monto de la inversión.
  • Aunque el inversor no tenga la cantidad de dinero necesaria a través del apalancamiento financiero podrá participar de las inversiones.
  • El apalancamiento permite utilizar solo una parte de su propio capital para la inversión (el resto, por ejemplo, puede estar en su cuenta bancaria). O realizar la inversión solo con el capital proveniente del endeudamiento.
  • Puede abrir posiciones mucho más grandes que con las compras físicas.
  • Su beneficio es mucho mayor que su inversión inicial.
  • Puede invertir en diferentes instrumentos al mismo tiempo.
  • El apalancamiento financiero no está limitado a un solo tipo de inversión, se puede aplicar en cualquier campo.

Peligros del apalancamiento financiero

Como tiene ventajas, también hay riesgos. Y el principal peligro que arrastra el apalancamiento financiero es la pérdida del capital en una inversión fallida. Dicho de otra manera, así como su principal ventaja es incrementar la rentabilidad de la inversión mientras mayor sea el apalancamiento, su mayor riesgo es el incremento de la pérdida si la inversión no da los resultados esperados. Ya que el porcentaje de pérdida también será mayor en función de cuanto mayor sea el apalancamiento obtenido.

Por ejemplo, si inviertes 10 euros y tienes un revés en tu inversión de un 20 % tu pérdida sería de 2 euros por tu inversión. En la inversión con apalancamiento podrías pedir un préstamo de 90 euros e invertir un total de 100 euros. Y es aquí donde está su riesgo, en una inversión de 100 euros tu pérdida del 20 % son 20 euros, incluyendo tu propio capital, y aún quedarías debiendo los 90 euros más intereses que te prestaron como apalancamiento financiero.

Ejemplos de apalancamiento financiero

Podemos tomar nuestro ejemplo anterior para ilustrar de forma positiva lo que el apalancamiento financiero nos permitirá lograr. En lugar de tener que enfrentar un revés en la inversión. Podemos invertir los 10 euros y esperar una rentabilidad del 20 % con una ganancia de 2 euros. Con el préstamo de 90 euros nuestra inversión se incrementa a 100 euros y su rentabilidad también a 20. De esta manera, se puede ampliar nuestra rentabilidad en las inversiones con el apalancamiento financiero.

Write us

Find us at the office

Blotner- Kwas street no. 55, 39246 Canberra, Australia

Give us a ring

Dymon Rothfuss
+78 715 483 676
Mon - Fri, 10:00-22:00

Write us